Loader

El polvo, principal enemigo de nuestros ordenadores

 

Comúnmente se piensa que los ordenadores y los portátiles no necesita ningún mantenimiento, simplemente conectar el cable, electricidad y a funcionar. Lamentablemente no es así, según un estudio realizado por la consultora Media Research Associates el 58% de las llamadas realizadas a empresas que ofrecen servicios de mantenimiento de sistemas de computación se deben a problemas provocados por el polvo.

 

La cantidad polvo depende de muchos factores ambientales, pero generalmente se recomienda mínimo una limpieza anual. Aunque lo mejor es comprobar periódicamente las rejillas de ventilación y el ventilador.

 

La acumulación de polvo es un problema por las cualidades del mismo. El polvo, además de aislante térmico, es conductor de la electricidad, lo que puede provocar pequeños cortocircuitos. Aunque hay un problema mucho más común.

 

Cuando la entrada de la ventilación empieza a obstruirse por el polvo el ordenador está en peligro. Tanto el procesador, como la tarjeta gráfica sufren daños cuando alcanzan temperaturas elevadas durante largos periodos de tiempo, provocando una ralentización general del equipo.  Además, es común que se produzcan apagados aleatorios de todo el sistema como medida de seguridad de la BIOS contra temperaturas excesivas.

 

No es recomendable limpiar el ordenador sin los conocimientos y las herramientas adecuadas, pero si quieres hacer un mantenimiento en casa, aquí te damos algunos consejos:

  • Realiza la limpieza en un sitio bien ventilado, alejado de la ubicación habitual del ordenador.
  • Apaga el equipo unos minutos antes de realizar la limpieza.
  • Utiliza guantes para evitar posibles descargas de electricidad estática que puedan dañar componentes delicados.
  • La mejor manera y la mas segura para eliminar el polvo en casa es un spray de aire comprimido. Podrás encontrarlo en grandes superficies o tiendas especializadas.
  • Algunos ventiladores se dañan al girarlos en sentido contrario al natural.

 

Así que ya sabes, si te gusta que tu ordenador rinda óptimamente, ya no tienes excusa para no mimarlo un poco.

 

Mitos y verdades sobre la carga de batería de nuestros smartphones

Probablemente has escuchado gente decir que, si dejas el móvil toda la noche enchufado, acortas la vida de su batería por “sobrecarga”. También habrás escuchado sobre el “efecto memoria” que se produce al no realizar una una carga completa.

¿Cuál es entonces la manera correcta de cargar nuestros dispositivos para extender al máximo su vida útil? A continuación, descubrimos mitos y verdades sobre el uso correcto de las baterías de nuestros teléfonos.

Lo más fácil es dejar el teléfono conectado a la corriente el mayor tiempo posible o tanto como te permita tu rutina. Generalmente necesitamos tener nuestros dispositivos cargados, listos para usarse cuando sea necesario. Además, el software inteligente de los teléfonos actuales reconoce cuando la carga llega al 100% y detiene la carga, por lo que técnicamente no puedes sobrecargar tu teléfono.

Pero por desgracia las baterías si sufren un pequeño deterioro cuando nuestros terminales alcanzan el 100%. Cada vez que se alcanzan porcentajes limites, se producen ciertas reacciones que degradan los electrolitos de la batería repercutiendo en el rendimiento de esta a largo plazo. Mantener la carga del dispositivo entre un 30% y un 80% sería lo ideal y extendería su vida útil en óptimas condiciones.

En resumen, si eres una persona realmente preocupada por el rendimiento y la conservación de la batería de tu dispositivo, manten la carga entre estos porcentajes la mayor parte del tiempo realizando varias cargas cortas a lo largo del día.

Pero siendo realistas los teléfonos y las baterías están diseñados para ser utilizados y él deterioro de los electrolitos no incrementa por el tiempo que pase al 100% por lo que puedes conectarlo durante toda la noche y por largos periodos sin sentirte culpable. Lo más probable es que cambies de teléfono antes de que tu batería muera y en el peor de los casos la puedes sustituir por otra nueva ¿no es tan malo, no?.