Loader

Mitos y verdades sobre la carga de batería de nuestros smartphones

Probablemente has escuchado gente decir que, si dejas el móvil toda la noche enchufado, acortas la vida de su batería por “sobrecarga”. También habrás escuchado sobre el “efecto memoria” que se produce al no realizar una una carga completa.

¿Cuál es entonces la manera correcta de cargar nuestros dispositivos para extender al máximo su vida útil? A continuación, descubrimos mitos y verdades sobre el uso correcto de las baterías de nuestros teléfonos.

Lo más fácil es dejar el teléfono conectado a la corriente el mayor tiempo posible o tanto como te permita tu rutina. Generalmente necesitamos tener nuestros dispositivos cargados, listos para usarse cuando sea necesario. Además, el software inteligente de los teléfonos actuales reconoce cuando la carga llega al 100% y detiene la carga, por lo que técnicamente no puedes sobrecargar tu teléfono.

Pero por desgracia las baterías si sufren un pequeño deterioro cuando nuestros terminales alcanzan el 100%. Cada vez que se alcanzan porcentajes limites, se producen ciertas reacciones que degradan los electrolitos de la batería repercutiendo en el rendimiento de esta a largo plazo. Mantener la carga del dispositivo entre un 30% y un 80% sería lo ideal y extendería su vida útil en óptimas condiciones.

En resumen, si eres una persona realmente preocupada por el rendimiento y la conservación de la batería de tu dispositivo, manten la carga entre estos porcentajes la mayor parte del tiempo realizando varias cargas cortas a lo largo del día.

Pero siendo realistas los teléfonos y las baterías están diseñados para ser utilizados y él deterioro de los electrolitos no incrementa por el tiempo que pase al 100% por lo que puedes conectarlo durante toda la noche y por largos periodos sin sentirte culpable. Lo más probable es que cambies de teléfono antes de que tu batería muera y en el peor de los casos la puedes sustituir por otra nueva ¿no es tan malo, no?.